Flechas

Juego de simulación

Una de nuestras características como sociedad es el juego de la simulación: hacemos como si nunca pasara nada. Nos hacemos el “chivo loco” y utilizamos la desconfianza como defensa. Pensamos una cosa pero decimos otra para no tomar riesgos y meternos en apuros, nos adaptamos.

Aceptamos las infidelidades del esposo y la violencia intrafamiliar para mantener el estatus social en unos casos o los chelitos de la comida en otros;  la gran mayoría de nuestros gays han preferido el closet y el matrimonio heterosexual al oprobio social.

Halagamos las decisiones del dirigente de turno, aún si estas no tienen pie ni cabeza. Intuimos que 10 millones de turistas son un imposible, sin embargo nos extasiamos frente a esta meta salvadora. Aplaudimos las victorias aparentes de Loma Miranda y de la Barrick y dejamos al Estado depredar otros parques. En un consenso tácito, fingimos que las cosas van bien. No sabemos decir que no de manera frontal.

Desde el más pobre al más rico aceptamos vivir en una sociedad enferma porque tenemos miedo que la cura nos pueda afectar: en los negocios, en las relaciones primarias, en el trabajo, o en la pérdida  de las migajas de la tarjeta solidaridad.

Sin ver más allá de sus intereses inmediatos los comerciantes halagan el plan de seguridad ciudadana que se está desarrollando con patrullaje mixto de militares y policías que recuerda épocas que se suponían superadas, y que no van al grano de los problemas que nos asedian.

No es sin mala intención que nuestra educación se ha mantenido en un atraso espantoso y que el sentido crítico y la lógica son asignaturas pendientes para las grandes mayorías que a duras penas saben leer de manera funcional.

Nos han confinado con un bajo nivel intelectual en un universo infantil. El aire del tiempo global es la búsqueda de la buena vida y de la satisfacción de las necesidades individuales, tal como estas son bombardeadas por  los medios de comunicación. Es lo que Maurice Duverger llamaba la cretinización del público: “En definitiva, se le aparta así de los verdaderos problemas. La víctima de los medios de información capitalista se encuentra muy poco preparada para cumplir sus deberes de ciudadano”.

Asimismo estamos sumergidos en un mundo irreal que impide a la gente ver la solución de sus problemas, identificar las causas que los producen y encontrar los procedimientos para superarlos. Es el tiempo de un hedonismo que requiere de la conformidad social y de la satisfacción egoísta de las necesidades. Las motivaciones altruistas y las inquietudes sociales de la Raza Inmortal que se inmoló por la libertad y para conseguir un mundo mejor para sus conciudadanos, en gran medida se han desvanecido.

Sabemos todos que la corrupción y la impunidad son síntomas del cáncer que nos corroe y  grandes frenos de nuestro desarrollo; sin embargo, preferimos ignorar que para mejorar nuestra sociedad y sus instituciones y promover cambios impostergables en nuestro colectivo, necesitamos el poder del ejemplo, el poder del estímulo y el poder del escarmiento.

encuesta

¿Apoya usted la alianza electoral de PRM, Fuerza del Pueblo, PRSC, PQDC, BIS, Frente Amplio, Alianza por la Democracia, Dominicanos por el Cambio, FNP y PUN?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.