Historia de la Medicina Dominicana: El doctor Félix María Goico Evangelista

Como profesor, tanto en la Universidad de Santo Domingo, como en el Hospital Gautier, participó en la formacion de los mas destacados cirujanos de varias generaciones en nuestro país
Herbert Stern - 3 de abril de 2013 - 8:00 am - Deja un comentario

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Considerado el mejor cirujano dominicano de la segunda mitad del siglo XX; Félix Goico tenía gran conocimiento de la anatomía humana y una innata habilidad en sus manos.

Nació en la ciudad de El Seybo el 27 de marzo de 1904. A temprana edad, se traslada a Santo Domingo e ingresa al Colegio Santo Tomás.

Posteriormente, realizó los estudios secundarios en la Escuela de Bachilleres y se inscribió como estudiante libre en el Instituto Profesional en donde recibe el titulo de Licenciado en Medicina y Cirugía. Como era costumbre de la epoca, la mayor aspiración de un médico era estudiar en París, y hacia allí se traslada el licenciado Goico para obtener su título de doctor.

Su tesis “Técnica de colectomía por cáncer” mereció premio con medalla de plata.En París fue instructor de la asignatura de anatomía por seis años y realizó practicas quirurgicas en varios hospitales de esa ciudad. Esta experiencia le permitió un conocimiento enorme del cuerpo humano, lo que producía excelentes resultados quirúrgicos.

Al regresar al país, comparte su experiencia y conocimientos, y trabaja en el Hospital Padre Billini, en el Hospital Juan Pablo Pina y en el Hospital William Morgan (hoy Dr. Luis Eduardo Aybar), hasta que inicia sulabor en el Hospital Dr. Salvador B. Gautier, en donde fungió como jefe de Cirugía desde 1951, hasta su retiro de la profesión.

París fue una ciudad importante en el desarrollo profesional de Félix Goico.
Archivo acento.com.do

Desarrollo su práctica privada en su propia clínica, situada en la calle Mercedes de Santo Domingo.

Participó en la Directiva del II Congreso Médico Dominicano y en el Congreso Médico del Centenario.

Sus conocimientos y experiencia le hicieron un expositor frecuente en diversos congresos dentro y fuera de nuestro país.

Fue miembro de varias instituciones científicas como la Asociación Médica Dominicana, la Agrupación Médica del Instituto Dominicano de Seguros Sociales,  la Academia Dominicana de Medicina, el Colegio Dominicano de Cirujanos, la Sociedad Dominicana de Cardiología y la Academia de Ciencias de la República Dominicana.

Como profesor, tanto en la Universidad de Santo Domingo, como en el Hospital Gautier,  participó en la formacion de los mas destacados cirujanos de varias generaciones en nuestro país, que recibieron la impronta de su experiencia y conocimientos.

De él se ha dicho “Era unmédico metódico, enérgico, de vida austera, introvertido, trabajador incansable”. Según dicensus discípulos Dres. Rodriguez Grullon y Defillo Ricart: “ En una época enque la rapidez del cirujano era esencial para el éxito del acto quirúrgico, pues no se disponía de los anestésicos, de las técnicas, ni de los equipos de administrar anestesia de hoy día, la agilidadde las manos del doctor Goico unidas a su destreza inigualable, lo hicieron por varias décadas elcirujano de mayor renombre del país.

La precisión de sus dedos, guiados por una mente serena, gran conocedora de la anatomía, salvaron muchas vidas de dominicanos humildes queeran atendidos por el mejor cirujano del país con el mismo celo y dedicación que el másencumbrado de los pacientes privados”.

En realidad, la cirugía dominicana posterior a la Segunda Guerra Mundial tiene en el doctor Felix Goico su punto de referencia ya que impulsó la realización en nuestros hospitalesde la cirugía esofágica,de la cirugiapulmonar, de la neurocirugía y de la cirugía cardiovascular.

En reconocimiento a su hoja de vida fue declarado Profesor Meritísimo por la Universidad Autónoma de Santo Domingo y Maestro de la Medicina Dominicana por la Asociación Médica Dominicana. Este extraordinario cirujano y maestro murió en la ciudad de Santo Domingo el ocho de mayo de 1996, a los 92 años de edad.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.