Un Aplauso para Altagracia Paulino

Hacia 1999, la licencia Altagracia Paulino, tuvo, junto a un reducido grupo de amigos y de amigas, la brillante idea de fundar una organización que tenía por objeto luchar por la instauración de los derechos del consumidor en la República Dominicana.

Emprendida la lucha nos dimos cuenta de que el primer paso era conseguir que el Congreso Nacional votara una ley actualizada sobre derecho de consumo pues la entonces vigente ley 13 de economía popular era un remilgo del gobierno de Bosch de 1963 y su Constitución.

Esa lucha dio fruto cinco años después en 2005, cuando el Congreso votó la Ley No. 358-05.

De inmediato, el paso siguiente, consistió en luchar por la creación del Instituto de Protección de los Derechos del Consumidor –Pro Consumidor-; Lucha que culminó en el año de 2007 con la creación de Pro Consumidor. Pero muy pronto los agiotistas los especuladores, los de la cultura del engaño, plantearon que la ley 358-05 era una ley inconstitucional y, resulta que bajo el entonces vigente Estado liberal, lo era.

Entonces La señora Altagracia Paulino se avoco a luchar por constitucionalizar los derechos del consumidor, objetivo que fue obtenido en 2010, cuando logramos con Altagracia Paulino a la cabeza, y la comprensión del legislador constituyente, que se incluyera en el artículo 53 de la misma, los derechos del consumidor, lo cual significa que en el caso del Derecho Positivo dominicano, los derechos del consumidor tienen rango constitucional.

Pero la constitucionalización de los derechos del Consumidor o usuario no ha significado que los agiotistas, que los especuladores, que los enemigos de la economía popular, hayan cesado en su empeño de hacer abortar a Pro Consumidor como a los derechos que defiende; pero se han encontrado, además de la Constitución y las leyes, con la roca moral que lleva por nombre Altagracia Paulino, no han valido presiones, no han valido quejas, no han valido cabildeos, trapisondas, difamaciones, mentiras ni zancadillas. Pues Altagracia Paulino sigue siendo el modelo moral de lo que debería ser el Norte de todos los funcionarios públicos de la nación.

Por eso, ahora la lucha debe estar orientada hacia la instauración de una cultura jurídica sobre derecho de consumo, en la cual, sea el pueblo quien se empodere de Ella.

Es por esta razón que nos encontramos aquí en la tarde de hoy (sábado 20-10-2012), para decir al país, para decir al mundo, que el pueblo dominicano desea que todos sus funcionarios y funcionarias, sean como Altagracia Paulino, que los derechos del consumidor como todo derecho libertario, no tiene efecto retroactivo, que ha llegado para quedarse y convertirse en cultura popular, pues es bueno que los especuladores, los egoístas, los agiotistas, sepan que Altagracia Paulino, no está sola, tiene una Constitución y tiene al pueblo dominicano tras de sí, procurando adquirir una cultura sobre derecho de consumo que haga inútil todo intento de los poderosos por continuar engañando a la gente. Por eso, un gran aplauso para Altagracia Paulino. Pues ahora su labor y la de todos nosotros, consiste en trabajar para que el pueblo adquiera una cultura estable sobre derecho de consumo capaz de vencer la apatía de la individualista, y a la vez sufrida clase media, como de las clases populares. DLH-21-10-2012

encuesta

¿Cree conveniente para el PRM que David Collado desistiera de la Alcaldía para ser candidato vicepresidencial?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.