Miles de jóvenes ovacionan al papa en la Plaza de Bolívar de Bogotá

El papa Francisco pronunció un largo y duro discurso a los altos representantes de la Iglesia católica del país, que para algunos ha quedado demasiado al margen y mostrado frialdad en el proceso de paz y los acuerdos con las FARC, ahora convertida en partido político.
Efe - 8 de Septiembre de 2017 - 7:00 am - Deja un comentario
Foto: BOGOTA (COLOMBIA) 07/09/2017.- Jóvenes esperan la llegada del Papa Francisco a la Plaza de Bolívar este jueves 7 de septiembre de 2017, en Bogotá (Colombia). El papa se encuentra en una visita de cinco días a Colombia.. EFE/José Jácome

Bogotá, Colombia (EFE).- Miles de jóvenes de Colombia y otros países latinoamericanos aclamaron este jueves al papa Francisco cuando hizo su entrada en la bogotana Plaza de Bolívar a bordo del papamóvil después de reunirse con el presidente Juan Manuel Santos.

Un griterío se desató cuando los jóvenes vieron entrar al pontífice por el costado sur de la plaza entre un mar de grandes manos de cartón de los colores amarillo, azul y rojo de Colombia que portan los asistentes.

El papa recuerda a obispos colombianos que deben empeñarse por reconciliación

Bogotá (EFE).- El papa Francisco recordó a los obispos colombianos “que no son técnicos o políticos sino pastores” y se deben empeñar por llevar la reconciliación al país, en una reunión en el palacio cardenalicio de Bogotá durante su segundo día de viaje en Colombia.

El papa Francisco pronunció un largo y duro discurso a los altos representantes de la Iglesia católica del país, que para algunos ha quedado demasiado al margen y mostrado frialdad en el proceso de paz y los acuerdos con las FARC, ahora convertida en partido político.

Por ello, el papa en el salón del palacio cardenalicio recordó a los 130 obispos presentes que “Colombia tiene necesidad de su mirada propia de obispos, para sostenerla en el coraje del primer paso hacia la paz definitiva, la reconciliación y hacia la abdicación de la violencia como método”.

“Muchos pueden contribuir al desafío de esta Nación, pero la misión de ustedes es singular. Ustedes no son técnicos ni políticos, son pastores”, les dijo.

Y puntualizó que “Cristo es la palabra de reconciliación escrita en sus corazones y tienen la fuerza de poder pronunciarla no solamente en los púlpitos, en los documentos eclesiales o en los artículos de periódicos, sino más bien en el corazón de las personas”.

Colombia tiene necesidad de ustedes para reconocerse en su verdadero rostro cargado de esperanza a pesar de sus imperfecciones, para perdonarse recíprocamente, no obstante, las heridas no del todo cicatrizadas”, agregó.

Y recordó que a la Iglesia, “no sirve alianzas con una parte u otra, sino la libertad de hablar a los corazones de todos”.

El papa argentino pidió entonces que “construyan una Iglesia que ofrezca a este país un testimonio elocuente de cuánto se puede progresar cuando se está dispuesto a no quedarse en las manos de unos pocos”.

Otro de los consejos del papa fue que no participen “en ninguna negociación que malvenda sus esperanzas.”

Y les animó a no tener miedo a “alzar serenamente la voz” para recordar a todos “que una sociedad que se deja seducir por el espejismo del narcotráfico se arrastra a sí misma en esa metástasis moral que mercantiliza el infierno y siembra por doquier la corrupción y, al mismo tiempo, engorda los paraísos fiscales”.

Les exhortó a ocuparse de marginados y ha reservar “una particular sensibilidad hacia las raíces afrocolombianas de su gente, que tan generosamente han contribuido a plasmar el rostro de esta tierra”.

También les pidió ser una “Iglesia en misión” y así ocuparse de los problemas de las familias colombianas y “en la plaga de la violencia y del alcoholismo”, así como “en tantos jóvenes amenazados por el vacío del alma y arrastrados en la fuga de la droga, en el estilo de vida fácil, en la tentación subversiva”. EFE

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.