Danilo, generadores eléctricos y Punta Catalina

Acento.com.do - 1 de Marzo de 2017 - 12:05 am - Deja un comentario

El pasado 22 de febrero el Ministro de la Presidente de la República, Gustavo Montalvo, asistió a la reunión convocada para el Pacto Eléctrico para retomar esa iniciativa que le fue encargada por Danilo Medina al Consejo Económico y Social (CES), que encabeza Monseñor Agripino Núñez Collado.

Gustavo Montalvo dijo que hubo que esperar unos meses para retornar al diálogo con los diversos grupos que participan de los debates, buscando el consenso sobre temas que el gobierno no había logrado ponerse de acuerdo.

“En las reuniones pre-plenarias surgieron planteamientos que, como Gobierno, tuvimos que analizar técnicamente por sus implicaciones legales, económicas e institucionales. Por eso tomamos estos meses para llegar a una posición única y consensuada que presentar a los demás actores del Pacto Eléctrico”, dijo Gustavo Montalvo.

En octubre de 2016 el gobierno anunció que estaba poniendo en venta un total de mil millones de dólares en acciones de Punta Catalina, con fines de obtener recursos para financiar el presupuesto nacional del 2017. El sector privado se mostró interesado en analizar esa propuesta gubernamental.

En su discurso de este lunes 27 de febrero, el presidente de la República anunció que con la construcción de las plantas de Punta Catalina el Estado se ahorra 441 millones de dólares por año en compra de energía al sector privado, y que los empresarios generadores de electricidad se dejarían de ganar más de 600 millones de dólares por año cuando comience a generar energía con Punta Catalina.

En en esa parte que el discurso del señor presidente deja entrever que quienes auspician las protestar contra Odebrecht y contra la construcción de las plantas podrían coincidir, y dijo que se trata de unos pocos “a los que les conviene el caos”.

Fue la parte más dura del discurso del presidente Medina, en la que identificó como sus enemigos, y los enemigos del progreso y del orden a los que atacan la construcción de las plantas de carbón, obra que defendió y consideró estratégica para la República Dominicana.

El ojo del presidente, y el mensaje también, estuvieron puestos en los generadores privados de energía eléctrica, los que venden esa energía al Estado, quienes han sido socios estatales y muy beneficiados cobrando una energía que se produce a un costo mucho más bajo.

Pues bien, los generadores son un sector muy activo en el debate que busca el Pacto Eléctrico. El gobierno los necesita para consolidar el consenso del que habla Gustavo Montalvo en la nueva etapa que se acaba de inaugurar de ese diálogo. También los generadores son inversionistas, y podrían ser los más interesados en invertir los mil millones de dólares que el gobierno necesita para su puesto del 2017. El presidente Medina ha tenido que asumir con financiamiento público la construcción de Punta Catalina. Necesita del sector privado, y en muy probable que necesite de los generadores eléctricos, a los que el presidente ha responsabilizado de aspirar al caos.

Resulta extraño que el presidente ataque tan directamente a un sector productivo al que necesita en los debates del Pacto Eléctrico y necesita para la inversión en Punta Catalina, si finalmente se abre la participación del sector privado.

Bastante dolores de cabeza ha tenido el gobierno con estas plantas. Una posibilidad es que el duro mensaje del presidente Medina a los generadores explique alguna táctica de negociación del gobierno con el Pacto Eléctrico y la necesidad de dinero para Punta Catalina. Si es así, habrá que esperar las reacciones en las próximas reuniones del Pacto Eléctrico y si se renuevan las ofertas de los empresarios para meter dinero en la construcción de las plantas de carbón. Esperemos.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.