¿Qué es la biblia?

Al final, la biblia se advierte un compendio de textos morales, con cierta base histórica general, unos muy válidos y otros no tanto.
Elvin Calcaño Ortiz - 13 de Septiembre de 2017 - 12:08 am - Deja un comentario

Veamos los siguientes sencillos apuntes sobre la biblia:

  1. La creación del mundo en siete días del Génesis de la biblia aparece también en otros mitos semitas. Los pueblos semitas (que vivieron en el actual territorio que va de Irak a las costas de Israel) compartían una misma base cultural. La cultura sumeria, que existió miles de años antes que la israelita, fue donde primero se esbozó el relato del mundo creado en siete días. De modo que la creación del mundo en siete días es un mito fundacional más antiguo que la biblia.
  2. Según la biblia el pueblo de Israel surge de Abraham y las doce tribus como elemento externo a sus vecinos cananeos. Pero estudios arqueológicos muestran que la cultura israelita surge de entre los cananeos alrededor de 1,200 años a.C. (ver investigación de Israel Filkeinstein).
  3. En la biblia se dice que el de David fue un reino rico y grande. Sin embargo, para la época en que, según la biblia, existió tal reino, sus vecinos de Egipto Antiguo que eran el centro imperial de la época no los mencionaban en sus crónicas. Cuando por primera vez se da cuenta de los israelitas, es en la Estela de Merneptah en la cual el faraón Merneptah, hijo de Ramsés II, narra sus conquistas en tierras cananeas, y de entre los pueblos que sometió, nombra a unas gentes que se nombraban israelitas de quienes dice eran pocos. Este hecho, verificable históricamente, ocurrió siglos después de que existiera el reino davídico si nos atenemos a la datación bíblica.
  4. La biblia se comienza a compilar, como texto coherente y compacto, en el siglo VII a.C bajo el reino judaíta de Josías, hijo de Amón, quien logró unificar el reino israelita del norte con capital en Samaria con el reino judaíta del sur afincando en Jerusalén. La idea del norte como referente del pecado que propone la biblia, viene de ese tiempo en el cual se justificaba la destrucción del norte, al tiempo que la continuidad del sur, porque en el norte “desobedecieron” a dios. Cuando la realidad es que el norte, al ser más rico y poblado (desde el reinado de Omrí hasta el de Jeroboán II) fue arrasado por los asirios ya que representaba un objetivo importante mientras el sur pobre y despoblado no tenía ninguna importancia. La biblia compilada bajo Josías, es, entre otras cosas, un texto con intereses terrenalmente políticos.
  5. En los cinco libros del Pentateuco, que son la base fundamental del relato bíblico, se establece una datación según la cual el planeta tiene unos 5,800 años de creación. Idea que se mantuvo vigente por mucho tiempo sobre todo luego de que el cristianismo se convirtiera en religión imperial. Pero la ciencia ya ha demostrado que nuestro planeta tiene millones de años, y que el ser humano existe hace unos 200 mil años.
  6. Si nos dejamos llevar por la biblia, entonces los pueblos originarios de América nunca existieron para el dios que creó el mundo. Porque no se mencionan en el relato de la creación ni se vinculan con la descendencia de Noé (Jafet, Cam y Sem) tras el diluvio universal. Y de hecho, el mito del diluvio universal aparece también en otros relatos semitas y orientales anteriores a la biblia.
  7. La biblia ha sido traducida y modificada varias veces. Bajo el helenismo en tiempos de hegemonía Seleúcida, tras las conquistas de Alejandro Magno, muchas ideas griegas se introducen en el relato bíblico hebreo; con lo cual se produce en cruce de tipo sincrético entre los dioses del panteón griego y el dios de Israel. Influencia que se materializa con la traducción de la biblia del hebreo y arameo al griego en la Alejandría Ptolemaica (lo que se conoce como la Septuaginta). Cuando los romanos expulsan los judíos de la Antigua Palestina en el siglo I d.C., muchos judíos se internan en Jamnia. En Jamnia algunos relatos bíblicos son modificados por los Amoraín judíos (suerte de sacerdotes) con el fin de dar explicación a la tragedia de la expulsión. Luego los cristianos, unos 300 años después, traducen del griego al latín la biblia y le incorporan su parte neo testamentaria. Allí también, sufre importantes modificaciones el relato original. Y no es hasta la regencia papal de Dámaso I, siglo IV, que la iglesia instaura un único canon bíblico como oficial, luego de intensos debates y pugnas que implicaron quitar y poner versiones en los textos. De los relatos cananeos, pasando por la compilación de Josías, los textos escritos durante el exilio babilonio hasta Dámaso I, median siglos.
  8. En la cristiandad occidental que vivimos hay dos biblias: la católica y la protestante. La católica contiene libros que la reforma protestante eliminó. La biblia protestante es casi exactamente igual que la biblia judía, es decir, la Torá. Los protestantes, en su afán de regresar a las escrituras y de negar la autoridad papal y de la iglesia, recurrieron a los textos “originales” como condición para centrar la creencia en la fe y los textos. Por eso los protestantes, sobre todo evangélicos, practican un cristianismo tan cerrado en muchos casos ya que para ellos las escrituras se interpretan literalmente. El catolicismo, en cambio, que surge de una suerte de sincretismo como vimos, da más espacio a cierta idea de diversidad.

En fin, si me preguntan qué es la biblia, diría que es un conjunto de relatos semitas de los cuales se apropiaron, y le introdujeron sus cosmovisiones, los israelitas en su forma de Viejo Testamento. En cuanto al Nuevo Testamento, por cuestiones de historicidad, es en gran medida una hechura de Pablo determinada por la perspectiva mesiánica de su tiempo y la necesidad de introducir en el mundo romano la nueva fe cristiana. Al final, la biblia se advierte un compendio de textos morales, con cierta base histórica general, unos muy válidos y otros no tanto. Libro –la biblia- que tiene gran importancia histórica y al que debemos respetar, seamos creyentes o no.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.