El peligro del Movimiento Verde

Porque demuestran que donde reposa la idea de la verdad y de la justicia es donde los pueblos juegan a parecerse a sus dioses o parecerse a sus demonios.
Héctor Rodríguez Cruz - 19 de Mayo de 2017 - 12:09 am - Deja un comentario

Imitando  la frase “No hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo”, del gran intelectual y político francés Víctor Hugo, digo: “No hay nada más ‹peligroso› que una idea a la que le ha llegado su tiempo”.

A las ideas enarboladas, compartidas, defendidas y declaradas en público por el Movimiento Verde le han llegado su tiempo. Su tiempo es hoy.

Pero estas ideas resultan peligrosas para aquellos  que no resisten el peso de la verdad que las mismas expresan. Y también:

Porque desenmascaran a  todos los que tienen mucho que ocultar.

Porque hacen caer santos de los altares políticos y gubernamentales.

Porque exigen a gritos honestidad a un gobierno plagado de corruptos.

Porque piden someter a la justicia  a sobornados y  sobornadores.

Porque llaman al pueblo a defender en las calles sus derechos sin miedo.

Porque desafían con razones a los gases y las “torturas” de los nuevos verdugos.

Porque llaman al pueblo a expresarse públicamente en nombre de la soberanía popular.

Porque alertan de las violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno y sus instituciones.

Porque denuncian los saqueos y sobornos de gobernantes, políticos y empresas nacionales y extranjeras.

Porque piden llevar a la justicia  a sobornados y  sobornadores.

Porque trazan la línea divisoria entre el decoro del pueblo y la falta de decoro de los corruptos que gobiernan.

Porque despiertan las conciencias adormecidas por la manipulación oficialista.

Porque denuncian los excesos y chantajes de los que hacen uso de la fuerza para abusar del pueblo.

Porque reclaman que le devuelvan al pueblo lo que le ha sido arrebatado por los que se lucran del poder.

Porque exigen transparencia a corruptos poderosos  que se consideran  por encima de la ley aprovechándose de que la ley está secuestrada.

Porque demuestran que la verdad no se mata.

Porque demuestran valentía en vez de miedo frente a los que pretenden matar la verdad mediante el miedo y la represión.

Porque demuestran que donde reposa la idea de la verdad y de la  justicia es donde los pueblos juegan a parecerse a sus dioses o parecerse a sus demonios.

Porque declaran las verdades que muchos medios se niegan a mirar y difundir.

Porque recuerdan que cayeron los Césares, cayó Trujillo y caerá la nueva tiranía que hoy gobierna.

Porque gritan a voces que la democracia cuando no es participativa se convierte en indecente.

Porque declaran que en este país no hay amos ni hay esclavos.

Por todo esto, el Movimiento Verde resulta peligroso para todos aquellos que creen que la Patria es el patio de su casa y no el suelo que en nombre de la democracia nos pertenece a todos. ¡Y que por eso el pueblo la defiende sin miedo, con honor y valentía!

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.