Eulogio Santaella: Danilo Medina le queda mal al país, consorcio está tarde para entregar la primera generadora de Punta Catalina

Desmontando ‘‘errores’’ del Informe de la Comisión del presidente Danilo Medina que investigó la transparencia del proceso de licitación y adjudicación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina
Servicios de Acento.com.do - 14 de Agosto de 2017 - 5:00 am - Deja un comentario

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El presidente Danilo Medina le quedó mal al país. En su discurso del 27 de febrero de este año 2017 prometió: ‘‘Punta Catalina se finalizará por el bien del país en el tiempo y en la forma que se estipuló’’. No obstante, el 7 de agosto se debió entregar la primera unidad de generación, como estipula el contrato con las empresas a cargo de la edificación.

El 7 de octubre de este año también el Consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella debería entregar la segunda generadora. Pero ni una ni la otra.

Pero la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) ya anunció que la entrada en operación de Punta Catalina será para finales del 2018.

Más de 14 meses de retraso, le cuestan al Estado dominicano 350 millones de dólares adicionales.

El ingeniero industrial Eulogio Santaella, ex director del Consejo Estatal del Azúcar y ex embajador dominicano en Washington, envía una carta a la Comisión Investigadora de Proceso de Licitación y Adjudicación del Contrato EPC de la Central Termoeléctrica Punta Catalina en la que señala múltiples errores de carácter técnico-económicos en el Informe de los comisionados.

La fecha de emisión del documento, 7 de agosto de 2017, coincide con el día en que el Consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella incumplió con la entrega de la primera planta de Punta Catalina, de una capacidad bruta de 360 megavatios.

”Punta Catalina no se finalizará en el tiempo en que se estipuló. Ya la CDEEE declaró que entrará en operación  a fines del 2018 o sea con más de 14 meses de retraso, ya aceptado, en comparación con el 7 de Octubre del 2017, día en que de acuerdo al Contrato EPC debía ser entregada la segunda unidad de generación. Además está por verse si se terminará en la forma que se estipuló en lo concerniente a los costos del EPC. La propia Comisión ha estimado que cada mes de retraso implicaría un sobrecosto de US$25 Millones, lo que agregaría sólo por este concepto un monto de US$ 350 Millones adicionales en 14 meses, que representan un 18% por encima de los US$ 1,945 del EPC”, indica.

Leer documento completo:

Carta a la Comisión Presidencial de Punta Catalina

“Los costos financieros durante los 5 años de construcción , que deben ser capitalizados, ascenderán a un orden de magnitud similar a la cifra de sobrecostos de US$ 350 Millones ya mencionada pero, en todo caso, será de varios cientos de millones de dólares. Debe tenerse presente que en el llamado Préstamo Europeo el monto realmente prestado fue de tan solo US$ 550 Millones, pero  el Contrato de Préstamo se firmó por un monto de US$632.5 Millones ya que al principal de US$ 550 se le agregó, de entrada, un 15% adicional, o sea, US$82.5 Millones pagaderos en el primer desembolso a la Sociedad Anónima de Crédito a la Exportación (SACE) de Italia”, expone Eulogio Santaella.

“Esto no incluye comisiones, costo de administración del préstamo, intereses durante la vigencia del préstamo, etc. Es decir, que en un proyecto de US$1,945 Millones se pagaron US$82.5 Millones sólo como seguro de un préstamo equivalente a una cuarta parte del monto del proyecto. El muy elogiado primer desembolso Europeo de Diciembre del 2015, ascendente a US$200 Millones se desembolsó así: US$82.5 Millones para la SACE y solo US$117.5Millones para la CDEEE, que en ese momento proclamó que se trataba de un préstamo “blando”, detalla el ingeniero.

”Errores” e incongruencias

La firma FTI Consulting, seleccionada por la Comisión Investigadora, fue incongruente en sus hallazgos y conclusiones, evidencia Santaella.

Lo primero que señala el ingeniero es que FTI consulting se comprometió a que de ser seleccionada, se limitaría a presentar cifras y textos, sin juicios de valor. Pero en la página 36 del Reporte, se presentan tres párrafos de conclusiones que bien fueron acogidos por los miembros de la Comisión.

Santaella presenta el impacto de los juicios de la consultora sobre la Comisión. FTI también opinó sobre el tema más cuestionado del contrato de Punta Catalina: el precio.

Santaella al estudiar el reporte se percata de que ‘‘FTI no abordó el análisis, renglón por renglón, de la oferta del “Consocio Odebrecht- Technimont-Estrella”, para poder emitir un veredicto categórico acerca de si el monto de US$1,945 del Contrato EPC está sobrevaluado. En lugar de ello, en la Pág. 30 del Reporte FTI establece la base de su análisis, y aclara que: “Individualmente, los costos cotizados públicamente no son un indicador perfecto de lo que una nueva planta de carbón debe costar, pero juntos proporcionan una gama razonable de costos que probablemente son comparables para una nueva planta de carbón”. Prosigue FTI explicando la base de su evaluación de costos: “Para proporcionar una comparación, calculamos el costo de cada comparativo por unidad de capacidad en dólares por kilovatio ($ / kW) usando el costo del capital anunciado dividido por la capacidad neta anunciada”.

Santaella comenta que el costo unitario de capacidad, de dólar por kilovatio o megavatio fue la cifra que sirvió de base para FTI fundamentar su veredicto sobre la existencia o no de sobrevaluación. Sin embargo, el analista argumenta de evaluarse de esa manera, se desbordaría el límite máximo de capacidad de las plantas a carbón, con lo cual se violan las bases del contrato.

Explica a detalle:

1.- El Contrato de “Odebrecht-Technimont-Estrella” fue el resultado de la   “Licitación Pública Internacional No. CDEEE-LPI-01-2013. Para la Selección del Contratista que Ejecutará los Trabajos de Ingeniería, Procura y Construcción (EPC) de dos (2) Unidades Termoeléctricas en Base a Carbón Mineral con una Capacidad de 300 MW(±20%) Cada Una”.  Es decir que, de acuerdo a las Bases, las ofertas deberían referirse a dos unidades cuya capacidad mínima debería ser de 240 MW cada una (300 menos 20% de 300, o sea 300 menos 60), o sea de 480 MW como mínimo. El máximo de capacidad a ser ofertado, de acuerdo a las Bases era de 360 MW cada una (300 más 20% de 300, o sea 300 más 60), lo que da como resultado, de acuerdo a las Bases, una capacidad bruta máxima de 720 MW.

2.-Por su parte el Presidente Danilo Medina en su primera Rendición de Cuentas señaló, el 27 de Febrero del 2013 que dentro de sus planes: “Como primera medida, se dará inicio de manera inmediata a los procesos para la contratación por parte del Estado de la construcción de dos plantas a carbón de 300 MW cada una”. O sea una capacidad total de 600 MW. No obstante lo anterior,  en su Discurso de segunda Rendición de Cuentas ante la Asamblea Nacional del 27 de Febrero del año 2014, el Presidente Danilo Medina señaló lo siguiente: “Como ya saben, en los últimos meses licitamos la construcción de dos nuevas plantas de generación a carbón, que producirán 380 megavatios cada una. El proyecto se desarrolla en Punta Catalina de Baní”. El anuncio  Presidencial del 2014 se refirió a una capacidad total de 760 MW y, en principio, creímos que se habían modificado en algún momento las Bases de la Licitación que se referían a una capacidad máxima a ser ofertada de 720 MW, pero eso no fue así. La cifra real de la Capacidad Bruta de la Licitación fue y es de 720 MW, no de 760 MW.

3.- Con el Consorcio “Odebrecht-Technimont-Estrella” se firmó el “Contrato de Ingeniería, Procura y Construcción – Contrato de EPC-, Para la Ingeniería, Procura y Construcción de una Central Generadora de Electricidad de 674.78 MW de Capacidad Neta Garantizada, Compuesta por dos (2) Unidades Termoeléctricas en Base a Carbón Mineral de 337.39 MW de Capacidad Neta Garantizada Cada Una. – Central Punta Catalina-”. Es decir que contractualmente la capacidad neta de Punta Catalina es de 674.78 MW y su capacidad bruta, de acuerdo a las Bases de Licitación es de 720 MW. Estas dos cifras tienen, por sí mismas, una validez incontrovertible.

4.- No obstante todo lo hasta aquí descrito, en la sección X del Informe de la Comisión titulada: Evaluación del Costo del Proyecto Central Termoeléctrica Punta Catalina se señala, en la página 98,  lo  siguiente: “La capacidad nominal bruta de las unidades ofertas (sic) según se desprende de la Evaluación Técnica de las Ofertas realizada por la firma Stanley Consultants, es de 375.870 kW por unidad”. Las Bases establecían que el máximo de capacidad a ser ofertada era de 720 MW, por tanto  debería explicarse por cuál razón Stanley Consultants acepta pura y simplemente que la capacidad bruta de cada una de las 2 unidades de Punta Catalina es de 375.87 MW cada una, lo que refleja un total de 751.74 MW es decir prácticamente 752 MW. Una oferta de 752 MW desbordaría el límite máximo especificado en las Bases del Concurso que era de 720 MW. En el punto 34 del Informe de la Pág. 10 aparece  “… la lista de los requerimientos técnicos indispensables que debían cumplir las ofertas técnicas, específicamente, en lo referente a:

  1. a) Capacidad neta garantizada y “Capacidad Bruta”.

Por ello, resulta cuesta arriba admitir que Stanley Consultants aceptara como buena y válida una capacidad bruta superior a los 720 MW, que es una de las 2 primeras informaciones a ser consideradas dentro de“…los requerimientos técnicos   indispensables que debían cumplir las ofertas técnicas…” de acuerdo a las Bases.

Cifras erróneos de FTI Consulting

Santaella descubre que la firma contratada por la Comisión del presidente Danilo Medina para estudiar su proyecto de gobierno más importante, utiliza cifras erróneas para el cálculo de los valores que sirvieron para contrastar los precios unitarios de la termoeléctrica dominicana con otras plantas similares de América Latina, escogidas por FTI:

‘‘En la Página 30 del Reporte de FTI se hace un planteamiento que no corresponde a la verdad, porque se parte de un cálculo unitario erróneo respecto a Punta Catalina. FTI dice allí: “Encontramos que Punta Catalina es una instalación con un costo inferior a la media de US$2,585/kW (gráfico a continuación). Esto representa un 6% menos que el promedio ponderado de US$2,743/kW en nuestra muestra y está dentro de un rango aceptable de costo en comparación con otras plantas similares”.

‘‘Esta Conclusión errónea se genera por un simple error aritmético. El valor de US$2,585/kW equivocadamente presentado por FTI se debe a que el monto total de US$1,945.0 Millones fue dividido por una capacidad total de 752 MW que es una capacidad bruta inflada, en contradicción a lo que la propia FTI, señala en el inicio de la página 30 de que “…calculamos el costo de cada comparativo por unidad de capacidad en dólares por kilovatio ($/kW) usando el costo de capital anunciado dividido por la capacidad de la capacidad neta anunciada”. Es obvio que la capacidad neta de Punta Catalina es mucho menor que los 752 MW de capacidad bruta inflada usada erróneamente por FTI para calcular el costo unitario de Punta Catalina. Más adelante, en la Pág. 31 del Reporte, FTI señala: “La empresa Deloitte realizó un análisis similar en 2013. Sin embargo, cabe destacar que nuestros hallazgos difieren del análisis de Deloitte en varias maneras principales:

FTI calculó  que el costo de la planta de Punta Catalina es de US$2,585/kW en dólares del valor del 2017, mientras que Deloitte que era de US$2702/kW en dólares del valor del 2013 o US$2,839/kW en dólares del 2017. No está  claro por qué las diferencias”.

Ante esto, Santaella explica la confusión sobre este aspecto. ‘‘Deloitte usó como referencia la capacidad bruta real de 720 MW y dividió el costo de US$1,945 Millones entre 720 MW y obtuvo un valor de US$2,702/ kW, que es un 4.5% por encima del erróneo valor calculado por FTI de US$2,585/Kw, usando una capacidad inflada errónea de 752 MW. El cálculo de Deloitte tampoco es válido porque usó la capacidad bruta de 720 MW, no la “capacidad neta” como estableció la propia FTI como premisa de su análisis. La cifra calculada por Deloitte y citada por FTI sería válida si el análisis planteado por FTI se basara en el costo unitario de la capacidad bruta, pero la base de FTI, repetimos, es la capacidad neta’’.

Para el experto en temas de ingeniería y exservidor público, si se aplica estrictamente la metodología planteada por FTI de estimar el costo unitario referido a “la capacidad neta anunciada” el valor de la potencia de Punta Catalina que debería usarse en las comparaciones es la cifra de 674.78 MW, que es la capacidad neta garantizada de Punta Catalina de acuerdo al Contrato EPC vigente. Así las cosas el costo unitario de Punta Catalina sería de US$2,882/kW, no de US$2,585/kW como concluyó FTI. Es decir que el costo unitario real de Punta Catalina es  un 11.41% superior al calculado por FTI.

Punta Catalina más cara que seis plantas más competitivas en América Latina

Santaella también estudió los valores de generación y precio de las 12 plantas de Latinoamérica similares a las generadoras que construye el Consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella, seleccionadas por FTI –y por tanto, avaladas por la Comisión de Danilo Medina–.

Detectó supuestos errores que no encajan en idea de que ‘‘Punta Catalina es una instalación con un costo inferior a la media de US$2,585/kW (grafico a continuación). Esto representa un 6% menos que el promedio ponderado de US$2,743/kW en nuestra muestra y está dentro de un rango aceptable de costo en comparación con otras plantas similares”.

Santaella explica:

‘‘Con el precio erróneo subvalorado de US$2,585/kW, calculado erróneamente por FTI con una capacidad de 752 MW, Punta Catalina tiene un costo unitario más alto que el de las 4 plantas de precio unitario más bajo entre el total de 12 plantas seleccionadas por FTI.

‘‘Con el precio unitario de US$2,702/kW calculado por Deloitte usando una capacidad bruta de 720 MW, Punta Catalina tiene un costo unitario más alto que el de las 5 Plantas más competitivas, del total de 12.

‘‘Con el precio unitario calculado con el verdadero valor de la capacidad neta contratada de 674.78 MW, Punta Catalina tiene un costo unitario más alto que  7 de las plantas más competitivas del total de 12.Dicho con más claridad aun: Punta Catalina tiene un costo unitario claramente más alto que el de 6 de las plantas más competitivas, y sólo  ligeramente superior a la séptima planta.

Caso Planta Pedras Alta, descalificada con nota más baja

Santaella detecta que los costos unitarios de otras plantas de la región no corresponden con los señalados en el informe de la Comisión.

‘‘Debió haber llamado la atención que la Planta Pedras Altas de Brasil, con una capacidad de 600 MW tiene un costo de referencia reportado por FTI, de US$1,100 Millones con un bajo costo unitario de US$1,833/KW por lo cual  Punta Catalina tiene un costo mayor que Pedras Altas de 41.03%, 47.41% y 53.05% respectivamente, tomando como referencia los costos calculados por FTI, Deloitte y el que usó de referencia la capacidad neta contratada de 674.78 MW. Irónicamente, Pedras Altas es un proyecto promovido en Brasil precisamente por la poderosa empresa China SEPCO III que fue descalificada por el Comité de Licitación  con la nota más baja.

‘‘Por otra parte la planta Santa María, ubicada en Chile, tiene un costo unitario de US$2,363/KW a pesar de que su capacidad total de 370 MW es mucho menor que la de Punta Catalina.’’

Santa María y Bocamina II fueron construidas por Technimont, ambas en Chile. Punta Catalina presenta un costo unitario de un 21.96 % mayor que Santa María.

Más informaciones dudosas

Santaella al escribirle a los 10 comisionados precisa errores –al parecer interminables- que presenta el reporte de la firma que los ayudó a analizar.

‘‘En aras de presentar un enfoque exhaustivo, no se debe pasar por alto que en la misma Tabla de la Pág. 114 aparece reportado un costo unitario de $2,460/KW para Punta Catalina, en lugar de la cifra de $2,585/KW de la tabla 9 de la Pág. 31 del Reporte de Odebrecht, habiéndose obtenido este valor usando una capacidad bruta inflada de 752 MW. Esa misma capacidad de 752 MW se usó para obtener el valor reducido $2,460/KW partiendo de un costo total de $1,849.5 Millones que implica haber deducido del costo contratado de US$1,945 Millones el costo del Puerto Carbonífero, estimado en US$95.5 Millones, lo que arroja el precio total de US$1849.5 Millones.

‘‘La exclusión del costo del Puerto Carbonífero no fue considerada por FTI para fines de su análisis, posiblemente porque FTI tiene plena conciencia de que un tema es el Precio del EPC y otro tema es el Costo de una Planta Terminada , como lo son muchas de las plantas que incluye FTI en la Tabla 9. En adición al costo del EPC a las Plantas Terminadas hay que sumarle renglones de costos sustanciales no incluidos  en los US$ 1,945 Millones del EPC de Punta Catalina como serian, entre otros, los siguientes: costos de los diseños ingenieriles, de la asesoría económica, de la asistencia jurídica, de los terrenos, de las licencias, de los permisos, de los imprevistos o intangibles y, para finalizar, los costos financieros.’’

Lo que debería costar Punta Catalina

Santaella plantea que para establecer el precio de Punta Catalina, se debe tomar en cuenta el criterio de Proyersa, firma que trabajó como consultora técnica de la CDEEE durante el proceso de licitación.

‘‘El precio de los US$2,000/kW podría ser viable sin construcción de puerto y con menos tecnología que la exigida en Punta Catalina, que agregan alrededor de US$200 Millones”. El monto de US$ 2,000/kW es equivalente a US$ 2.0 Millones por cada MW. Por tanto, si se multiplican los US$2.0 Millones por la capacidad bruta de 720 MW, se obtiene el monto de US$1,440 Millones, y si se agregan los otros US$200 millones ya mencionados por Proyersa, se tendría un costo representativo de US$1,640 para Punta Catalina’’.

Leer documento completo:

Carta a la Comisión Presidencial de Punta Catalina

 

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.