Domínguez Brito: Gobierno trabaja para garantizar la seguridad hídrica ante el cambio climático

Agregó que se trabaja para responder a las necesidades que tenemos de acceso agua potable, la colección y tratamiento de aguas residuales, conservación de cuencas, y desarrollo socioeconómico
Servicios de Acento.com.do - 9 de Febrero de 2017 - 6:00 am - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Fuente externa

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales destacó que el presidente Danilo Medina está trabajando para garantizar la seguridad hídrica de la isla en las próximas décadas ante las amenazas del cambio climático.

“Es el compromiso expresado por el presidente Danilo Medina en varias ocasiones, primero estableciendo El Cuatrienio del agua como su prioridad, segundo estableciendo el año del Desarrollo Agroforestal y luego desarrollando proyectos presidenciales concretos, seis en la región Sur del país que es de las más afectadas, tendentes a garantizar la seguridad hídrica de cara al futuro”, dijo Francisco Domínguez Brito.

Agregó que se trabaja para responder a las necesidades que tenemos de acceso agua potable, la colección y tratamiento de aguas residuales, conservación de cuencas, y desarrollo socioeconómico.

“En estos momentos el gobierno está comprometido, sobre todo en la cuenca del Yaque, y aquí en la Mesa de las Cuencas de los ríos Isabela y Ozama, en trabajar los principales ejes de contaminación que son: los desguazaderos de barcos y metaleras, las industrias que vierten desechos a los ríos Isabela y Ozama, y las aguas residuales de las viviendas.

Indicó que ya se están eliminando los desguazaderos de barcos en el Ozama e Isabela y que se trabaja para eliminar definitivamente la industria del reciclaje y la reparación en estas riberas; se han evaluado y se sancionarán las empresas que tiran sus vertidos a estos causes y, próximamente, con la entrada de la Planta de tratamiento Ozama más de 450 mil personas que antes tiraban sus vertidos al rio irán a esa planta de tratamiento.

“Además – dijo – si a esto le agregamos 25 mil personas de la Barquita que ya no tiran sus desechos al río y a un programa que se desarrollará en la Ciénega y Los Guandules dónde entre 25 y 30 mil personas sus vertidos no serán tirados al cauce, estamos hablando de que 600 mil personal dejaran de contaminar el Ozama y el Isabela”.

Enfatizó en que “Hablar de Seguridad Hídrica, es hablar de la capacidad de la población para salvaguardar el acceso sostenible de agua en calidad y cantidad adecuada para los medios de vida, el bienestar humano y el desarrollo socio-económico, garantizar la protección contra la contaminación transmitida por el agua y conservar los ecosistemas en un clima de paz y estabilidad política”.

Precisó también que este desafío de mantener la seguridad hídrica va más allá de las fronteras dominicanas y que involucra también a Haití.

“La seguridad de la isla en gran medida tiene que ser asumida por República Dominicana. La mayor cantidad de agua para consumo humano en Haití viene de la presa de Peligre que se nutre de los ríos Artibonito y Macasia, ambos en la República Dominicana, si no establecemos un marco de protección en esos dos ríos, cinco millones de haitianos tendrán dos opciones: una plata de desalinización que económicamente no podrán soportar o el caos, porque nadie se va a morir de sed, tendrán que venir aquí, algo sucederá porque no se van a quedar allí”.

El titular de la cartera ambiental habló durante la presentación del proyecto “Catalizando un programa multisectorial de apoyo al manejo de Aguas y Suelos frente a la amenaza de cambio climático en la República Dominicana”.

La iniciativa se realizó con asistencia técnica de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y del Instituto Interamericano de la Agricultura (IICA), el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el Ministerio de Agricultura y con ella se trabajará para fortalecer el marco de gobernanza de las cuencas hidrográficas a nivel nacional, en particular la de Ozama-Isabela.

Además orientará la oferta técnica  del Servicio Nacional de Conservación de Suelos y canalizará el financiamiento de acciones en apoyo del manejo sostenible del recurso suelo y agua y de la ganadería sostenible.

Indicó también que la “FAO e IICA  estamos juntos para apoyar el gobierno; eso es muy relevante. Es un mensaje de alineación y respeto hacia sus necesidades y lo que ustedes piensan” dijo Carmelo Gallardo, representante de la FAO en el país.

En la República Dominicana los problemas asociados al manejo inapropiado del recurso suelo y agua han provocado una sedimentación de la infraestructura hidráulica, reducción de la oferta de agua dulce, salinización, erosión de las playas  y reducción en la productividad.

Entre las acciones del proyecto están el entrenamiento para extensionistas del Ministerio de Agricultura, la ejecución de un Plan de Acción Nacional actualizado con el apoyo de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD) y fortalecimiento del Grupo Técnico Inter-Institucional.

En el acto de apertura del proyecto participaron Francisco Domínguez Brito, ministro de Medio Ambiente; Leandro Mercedes, viceministro de Extensión y Capacitación del Ministerio de Agricultura; Carmelo Gallardo, representante de la FAO; Frank Lam, representante del IIICA; Alessandro Legrottaglie representante del Banco Mundial y José Alarcón Mella, director ejecutivo de la Mesa del Agua.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.