Baby Driver: corre que te pillo

Viviendo con su padre adoptivo, pues sus padres murieron en un accidente de automóvil donde él fue el único sobreviviente, razón por la cual es su discapacidad, Baby es un rebelde con más causas que la que James Dean expresaba en aquella referencial película.
Félix Manuel Lora/Acento.com.do - 1 de Septiembre de 2017 - 1:30 pm - Deja un comentario
Foto: Fuente externa/El actor Ansel Elgort, como Baby, asume buenas características para enfrentar a un personaje que se moviliza por distintas razones.

Título original: Baby Driver. Género: Acción/Comedia. Dirección: Edgar Wright. Guión: Edgar Wright. Reparto: Ansel Elgort, Lily James, Jamie Foxx, Jon Hamm, Kevin Spacey, Eiza González. Duración: 1 hora 45 minutos. Clasificación: + 14 años. País: USA.

Un joven y talentoso conductor especializado en fugas trabaja para un lacónico personaje que diseña sofisticados robos, por el cual está obligado a realizarle tales maniobras para pagarle una deuda.

Baby casi no habla, es un autista que depende del ritmo de su banda sonora personal para realizar las proezas de escapes y esto se convierte en su modus operandi. Encerrado en su propio mundo musical, Baby le cuesta relacionarse con los demás y la vida solo tiene sentido cuando entra al compás de los temas musicales que coloca en su Ipod.

Viviendo con su padre adoptivo, pues sus padres murieron en un accidente de automóvil donde él fue el único sobreviviente, razón por la cual es su discapacidad, Baby es un rebelde con más causas que la que James Dean expresaba en aquella referencial película.

Mientras la insubordinación era manifestada por razones de rebeldes que antes gritaban, el manifiesto de Baby es el silencio por su falla auditiva. Aquí el personaje de Ansel Elgort apenas habla, deslizándose por variados éxitos musicales que le complementan su razón de existir.

Pero su vida empieza a variar cuando conoce a una joven que trabaja en una cafetería, ella se convierte en una nueva puerta al exterior, en una esperanza de salir del ambiente en que se encuentra.

Después de un golpe malogrado que amenaza su vida, su amor y su libertad, Baby tiene que enfrentar el peligro para evitar que su futuro se vaya por la borda.

El actor Ansel Elgort, como Baby, asume buenas características para enfrentar a un personaje que se moviliza por distintas razones. Kevin Spacey, con su efectividad que le caracteriza, propone un personaje que camina entre todas las capas del gánster y el corrupto.

Las escenas de acción tratan de acercarse a ese cine clásico que se reviste de un formalismo particular con referencias a los filmes de robos bancarios.

Edgar Wright (Hot Fuzz, 2007) centraliza sus intenciones en proporcionar un filme con matices de vieja escuela, pero con la voluntad de sintonizar con nuevas perspectivas dentro del cine de acción.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.