Alien: Covenant

Los acontecimientos de “Alien: Covenant” se producen diez años después de la película anterior. La nave Covenant va hacia el planeta Origae-6, donde se pretende establecer una nueva colonia.
Félix Manuel Lora/Acento.com.do - 19 de Mayo de 2017 - 4:00 pm - Deja un comentario
Foto: Fuente externa/Ahora con “Alien: Covenant”, el segundo capítulo de la trilogía-precuela que comenzó con “Prometheus” (2012) Scott busca dejar establecido porque esta historia ha tenido su impacto en las generaciones de cinéfilos desde el inicio, a sabiendas de que mucho ha cambiado desde su primera propuesta.

Título original: Alien: Covenant. Género: Ciencia Ficción/Terror. Dirección: Ridley Scott. Guión: John Logan, Dante Harper (Historia: Jack Paglen, Michael Green). Reparto: Katherine Waterston, Michael Fassbender, Demián Bichir, Danny McBride, Noomi Rapace. Duración: 2 horas 3 minutos. Clasificación: + 14 años. País: USA

Ridley Scott vuelve al universo de ese personaje de terror al que se ha denominado “Alien”, un ser particular que tiene como único fin la perpetuidad de su raza y la expansión de la misma, aunque esto signifique utilizar cualquier humano como receptáculo de incubación, para conseguirlo.

Esta característica es la que siempre se ha mantenido en el transcurso de su evolución serial que, además de extender su fama a otros medios (los cómics, por ejemplo) dio paso a tres secuelas: “Aliens: El regreso” (1986), “Alien 3” (1992) y “Alien: Resurrección” (1997), además de dos películas en crossover con otro horroroso monstruo cinematográfico: “Alien versus Predator” (2004) y ‘Alien versus Predator 2‘(2007).

Ahora con “Alien: Covenant”, el segundo capítulo de la trilogía-precuela que comenzó con “Prometheus” (2012) Scott busca dejar establecido porque esta historia ha tenido su impacto en las generaciones de cinéfilos desde el inicio, a sabiendas de que mucho ha cambiado desde su primera propuesta.

Los acontecimientos de “Alien: Covenant” se producen diez años después de la película anterior. La nave Covenant va hacia el planeta Origae-6, donde se pretende establecer una nueva colonia.

Pero, en su trayectoria, el descubrimiento de un mundo mucho más cercano los hace variar los planes para explorar la posibilidad de que este otro planeta les ofrezca las garantías para su colonización.

Allí encuentran a David el único superviviente de la nave Prometheus, que es una copia exacta de Walter, el otro androide sintético que forma parte de la tripulación de la Covenant.

Aquí es donde se desarrolla la trama de este filme donde Scott construye un nuevo panorama y somete la labor del Alien a una forma más sangrienta. Incluso la manera de infección hacia los humanos cambia siendo está más sutil y más peligrosa.

La actriz Katherine Waterston, con un papel prominente, aunque no con la misma fuerza que tuvo Sigourney Waever en la primera, se desempeña con un patrón establecido de nueva heroína. Michael Fassbender, en doble papel del sintético, es lo más notable y es que carga el peso enigmático que posee este relato.

Al parecer, la gran preocupación de esta producción es definir un motivo de precisión rítmica para revelar inmediatamente la amenaza y convertirla en el atractivo durante las dos horas del filme. Por eso que las escenas son más sangrientas intentando ser cada vez más directos en cuanto a las persecuciones.

“Alien: Covenant”, cuyo colofón se basa en el objetivo primordial en cuanto a la supervivencia de esta raza de monstruos, es una adecuada resolución, aunque pastosa, de todo lo que ha significado esta historia como referente del cine de terror.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.