Guardianes de la Galaxia Vol. 2

“Guardianes de la galaxia 2” es un filme con la clara promesa de revolver los cimientos de la lógica formal presentes en los filmes de acción y aventura galáctica que ya están saturando el panorama de los productos de superhéroes y otros modestos poderes terrenales o celestiales.
Félix Manuel Lora/Acento.com.do - 10 de Mayo de 2017 - 5:00 pm - Deja un comentario
Foto: Fuente externa/Zoe Saldaña, en Guardianes de la Galaxia 2.

Título original: Guardians of the Galaxy Vol. 2. Género: Aventura/Ciencia ficción. Dirección: James Gunn. Guión: James Gunn (Cómics: Dan Abnett, Andy Lanning). Reparto: Chris Pratt, Zoe Saldana, Dave Bautista, Bradley Cooper, Vin Diesel. Duración: 2 horas 17 minutos. Clasificación: + 12 años. País: USA

Entre la intención de mantener atento al público infantil y de entusiasmar al público adulto, el segundo volumen de “Guardianes de la galaxia” sigue surcando el espacio de un cine acomodado por los rigores del ´merchandising´ para cumplir con todas las fórmulas del espectáculo que hoy es dominado por la temática del comic.

“Guardianes de la galaxia 2” es un filme con la clara promesa de revolver los cimientos de la lógica formal presentes en los filmes de acción y aventura galáctica que ya están saturando el panorama de los productos de superhéroes y otros modestos poderes terrenales o celestiales.

Lo que se puede notar en esta banda de arbitrarios personajes es que el relato del guionista y director James Gunn (Scooby-Doo, 2002) no trata de hacerse formal en sí, más bien, logra proyectarse como un juego cómico de acciones y personajes donde todo el humor está concentrado en los diálogos y el ´slapstick´ que revive muchas de las fórmulas del origen del humor en el cine, combinado con un particular diseño visual.

Las nuevas peripecias de estos cinco personajes de diversas razas y mundos como Peter Quill (Chris Pratt), Drax (Dave Bautista), Gamora (Zoe Saldaña), Rocket (la voz de Bradley Cooper), y Baby Groot (con la voz de Vin Diesel), es la justificación para lanzar otra especie de porrazo fílmico donde el público, irremediablemente, tiene que aguantar, aunque con cierto disfrute ocasional.

La historia continúa las aventuras del equipo en su travesía por los confines del cosmos. Los Guardianes deberán luchar para mantener unida a su nueva familia mientras intentan resolver el misterio del verdadero linaje de Peter Quill.  Una vieja cuestión que ha orbitado desde la primera y que en esta ocasión se trata de solucionar o, al menos, dar una respuesta justificable.

El tema del conocimiento del padre por parte del héroe protagonista es su parte seria a un contexto donde nada se lo toman formal. Este tema es como un retumbo a lo que ya se planteó en “La Guerra de las Galaxias”, específicamente en su episodio, “El imperio contraataca”.

La cinta se beneficia, en esta parte, con la participación de Kurt Russell como Ego, un Dios creador que tiene otro plan paralelo al curso cósmico del universo. Su presencia otorga un valor de garantía de que la historia no es pura bagatela argumental.

Así, “Guardianes de la Galaxia” se mueve entre la zona nostálgica y retro, pues su banda sonora compuesta por algunas buenas referencias acústicas como Fleetwood Mac, Jay and the Americans, Cat Stevens o George Harrison, hace que su conjunto sea también apreciado por los melómanos.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.