El destino de los furiosos 8

Teniendo una secuencia de apertura en La Habana, Dom y Letty están de luna de miel. Allí Dom es contactado por la criminal Cipher, encarnada por la sudafricana Charlize Theron, quien lo obliga a pasarse hacia su equipo terrorista puesto que ella posee una información que lo hace romper sus principios del grupo.
Félix Manuel Lora/Acento.com.do - 25 de Abril de 2017 - 10:00 am - Deja un comentario
Foto: Fuente externa/Convencido del vacío que existía dentro de los héroes de acción construyó su propia franquicia de acción convirtiéndose en el "Rey" de las carreras callejeras en Los Ángeles que junto a su grupo se encargaba de robar productos electrónicos con una modalidad muy osada.

Título original: Fast and Furious 8: The Fate of the Furious. Género: Acción. Dirección: F. Gary Gray. Guión: Chris Morgan, Gary Scott Thompson. Reparto: Vin Diesel, Dwayne “The Rock” Johnson, Jason Statham, Charlize Theron, Michelle Rodriguez, Tyrese Gibson, Chris Bridges, Ludacris, Nathalie Emmanuel, Helen Mirren. Duración: 2 horas 16 minutos. Clasificación: + 12 años. País: USA

Una de las virtudes que posee esta saga es que ha despertado nuevamente el interés de un público por las películas de acción con un toque de modernidad, anclada a los buenos niveles de recursos de producción que posee en la actualidad el cine de Hollywood.

Otra virtud es lo diverso de su reparto que abarca desde afroamericanos, hispanos, orientales, blancos, dentro de una mezcla que ha sabido equilibrar los dotes de cada miembro del elenco.

Pero también ha sido la mejor plataforma de lanzamiento de la carrera de Vin Diesel que, independiente de otros roles que le han dado un buen sitial en la industria como el de Xander Cage para “XXX” o Riddick para “Pitch Black”, no es de dudar que el personaje de Dominic ´Dom´ Toretto para esta saga, iniciada en el 2001, es la que le ha dado la gran supremacía en la actualidad.

Convencido del vacío que existía dentro de los héroes de acción construyó su propia franquicia de acción convirtiéndose en el “Rey” de las carreras callejeras en Los Ángeles que junto a su grupo se encargaba de robar productos electrónicos con una modalidad muy osada.

Aunque lo más interesante es que este osado grupo ha evolucionado en su ´modus operandi´ que, después de las clandestinas carreras, se ha convertido en un equipo especializado en ejecutar peligrosas misiones en cualquier parte del mundo.

Este nuevo capítulo no dista mucho de las anteriores, aunque hay que reconocerle que siempre ha primado el hecho de que cada episodio tenga los elementos suficientes para hacer más atractiva. Este episodio no se queda atrás en cuanto a la parafernalia artística que rodea a las escenas de mayor nivel de acción.

Teniendo una secuencia de apertura en La Habana, Dom y Letty están de luna de miel. Allí Dom es contactado por la criminal Cipher, encarnada por la sudafricana Charlize Theron, quien lo obliga a pasarse hacia su equipo terrorista puesto que ella posee una información que lo hace romper sus principios del grupo.

Esto da paso a una cacería y carrera contra reloj para ambos grupos por la obtención de un objetivo mundial, aunque para Toretto, sus convicciones van más allá de lo que está obligado a ejecutar.

Los guionistas Chris Morgan y Gary Scott Thompson tratan de encajar las nuevas situaciones que se presentan en este episodio con información del pasado, formando un amplio rompecabezas que mantiene el misterio alrededor de ´Dom´.

Entonces, está por un lado la amenaza nuclear y por el otro el descubrimiento del factor que hizo mover los intereses de Toretto. Ambas líneas es lo que mantienen el equilibrio de esta historia con la garantía de que todo se complementará en un solo bloque de acción dentro de este juego autorreferencial.

Nuevamente Vin Diesel regresa con su elenco de lujo como Dwayne “The Rock” Johnson, Jason Statham, Michelle Rodriguez, Tyrese Gibson, Ludacris, Chris Bridges y Nathalie Emmanuel, para enfatizar la unión de esta nómina de actores.

La dirección de F. Gary Gray (The Italian Job, 2013) rompe un poco el ritmo de Justin Lin, responsable de varias de las anteriores, sacudiendo un poco el universo y centrando su fuerza en la dependencia de la tecnología y cómo esta puede ser usada en contra de los mismos auspiciadores de la misma. Varias escenas espectaculares van en este sentido.

La verdad es que “El destino de los furiosos 8”, fuera de cualquier crítica a su banal argumento, cumple su cometido como género y como cine industrial de cara a la buena taquilla.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.