Pasajeros

Inspirado en un guión de Jon Spaiths (Dr. Strange, Prometeo), el director noruego Morten Tyldum (The Imitation Game, 2014) regresa al cine estadounidense para contar una fábula espacial que deja muchas cuestiones sin resolver, aunque le ofrece al público un cuento bien diseñado para las masas.
Félix Manuel Lora/Acento.com.do - 4 de Enero de 2017 - 2:00 pm - Deja un comentario
Foto: Las referencias que asume su historia con guiños a otros filmes de viajes espaciales, lo desnivela de su curso normal y lo convierte en un relato de magazine sin evocar cuestiones filosóficas de profundidad.

Título original: Passengers. Género: Ciencia ficción. Dirección: Morten Tyldum. Guión: Jon Spaihts. Reparto: Jennifer Lawrence, Chris Pratt, Michael Sheen, Laurence Fishburne, Inder Kumar. Duración: 1 hora 56 minutos. Clasificación: + 12 años. País: USA

Inspirado en un guión de Jon Spaiths (Dr. Strange, Prometeo), el director noruego Morten Tyldum (The Imitation Game, 2014) regresa al cine estadounidense para contar una fábula espacial que deja muchas cuestiones sin resolver, aunque le ofrece al público un cuento bien diseñado para las masas.

Dicha historia toma el viaje de una nave interestelar que navega por espacio llevando a humanos que han deseado colonizar otros planetas, garantizado por una compañía que le ofrece, a distintos precios, la realización de este sueño.

Pero estos viajes son de largo tiempo, apenas 120 años. Por eso, tanto la tripulación como los pasajeros, viajan en animación suspendida logrando así salvar las grandes distancias para llegar sanos y salvos al destino señalado.

El problema surge cuando uno de esos pasajeros despierta 90 años antes de la llegada al planeta de destino. Esta situación lo coloca en una obligación de supervivencia y de intentar volver al estado de crionización.

Sin lograrlo, éste se obsesiona con una bella pasajera a la cual la despierta de su letargo para que le acompañe en tal odisea. Así la historia se complementa dentro de un discurso de Adán y Eva pululando dentro de un paraíso de metal.

Las referencias que asume su historia con guiños a otros filmes de viajes espaciales, lo desnivela de su curso normal y lo convierte en un relato de magazine sin evocar cuestiones filosóficas de profundidad.

La presencia de Jennifer Lawrence y Chris Pratt es una apuesta barata para lograr la química entre los dos intentando al menos que el público sienta cierta compasión por alguno de ellos.

Lo que sí puedo destacar es el diseño de producción el cual logra una adecuada armonía entre lo meramente artificial de la nave y la naturaleza viva que se logra posteriormente.

Sin caer en discusiones baratas, este filme puede resultar un anodino relato que, al menos, no les causará arrepentimientos.

 

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.