10 cosas que aprendimos de David Bowie a un año de su muerte

BBC Mundo - 10 de Enero de 2017 - 8:26 am - Deja un comentario

David BowieDerechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Uno de los artistas que definió a toda una generación, ese fue David Bowie.

Hace un año, David Bowie sucumbió ante un cáncer.

La leyenda musical murió dos días después de su cumpleaños número 69, habiendo guardado su enfermedad en estricto secreto. Sólo unos pocos, su familia y colaboradores cercanos sabían de ella.

Alcanzó a lanzar su álbum número 25, Blackstar, que fue recibido como un “regalo de despedida” por sus seguidores. Habla de muerte y putrefacción.

Es un trabajo típicamente enigmático y atrevido viniendo de un músico que mantuvo una sensación de misterio durante toda su carrera.

Desde su muerte, sin embargo, sus seguidores han podido gozar de algunos destellos desconocidos de su vida creativa, los que terminaron de elevarlo a la altura de un músico genio, visionario y humanitario.

Te contamos 10 cosas que aprendimos de él en los últimos 12 meses.

1) Quiso que sus cenizas fueran esparcidas en Bali

Derechos de autor de la imagen
Thinkstock

Bowie fue cremado en privado en enero del año pasado. De acuerdo con su voluntad, ni su familia ni sus amigos estuvieron presentes en la ceremonia, y el lugar exacto donde fueron a parar sus cenizas se mantiene en secreto.

Sin embargo, según el testamento del cantante, que se hizo público el 29 de enero de 2016, sus cenizas fueron esparcidas en Indonesia “de acuerdo con los rituales budistas de Bali“.

2) Le preocupaba cómo sería recibido el álbum Blackstar

Derechos de autor de la imagen
Columbia Records

Para su álbum final, Bowie reclutó a su banda de siempre y contrató a un grupo de jóvenes músicos de jazz para darle un nuevo sentido a su música.

El resultado fue atrevido y emocionante, pero el artista no estaba seguro de cómo reaccionarían sus seguidores.

“Me ponía nervioso que no fuera un buen álbum”, comentó Jonathan Barnbrook, quien diseñó la cubierta.

3) El diseño de Blackstarfue un comentario sobre la inmortalidad

Derechos de autor de la imagen
Columbia Records

El título del último álbum de Bowie sugiere una luz apagándose mientras el video de Blackstar muestra un esqueleto dentro de un traje espacial que es “100% el mayor Tom”, según su director Johan Renck, quien habló para el documental del canal BBC 4, “Bowie: sus últimos cinco años”.

El diseño gráfico del disco, que muestra una estrella negra con un fondo blanco, tiene también simbolismo.

“La idea de que la mortalidad está ahí y por supuesto la idea de un hoyo negro que lo succiona todo, además del Big Bang, el principio del Universo, y, si existe, el fin del Universo”, le explicó Jonathan Barnbrook al sitio de diseño Dezeen. “Hay cosas relacionadas con la mortalidad”.

En la edición de vinilo, la estrella sale de la portada, dejando el disco expuesto.

“El hecho de que puedas ver el disco es algo físico que degrada. Se comienza a rayar tan pronto como lo usas; ese es un guiño a la mortalidad también”, comentó Branbrook.

Meses después del lanzamiento del álbum, los seguidores descubrieron que al exponer el disco a la luz del sol un grupo de estrellas aparece en el lado negro interior.Una vez que se saca de la luz, las estrellas se esfuman. Otro simbolismo en el diseño.

4) Pudo ser Gandalf

Derechos de autor de la imagen
Shutterstock

La lista de estrellas que casi protagonizaron la versión de Peter Jackson de la trilogía de”El señor de los anillos” es casi tan larga como las propias películas.

Nicolas Cage hizo una audición para Aragorn, mientras que Gandalf le fue ofrecido a Sean Connery y Patrick Stewart.

Y aunque parezca sorprendente, Bowie, quien protagonizó “Laberinto” en 1986 con un look similar, también estuvo en la lista.

Dominic Monaghan, quien interpretó al hobbit Merry, contó que lo vio entrar al casting en 1999.

“Asumo que interpretó a Gandalf. No se me ocurre para qué otro personaje podría ser”, le dijo a The Huffington Post respecto del papel que finalmente se adjudicó Ian McKellen.

“Nos acercamos a él”, confirmó la directora de casting, Amy Hubbard. “Estoy segura de que fue idea de Peter Jackson, pero (Bowie) no estaba disponible”.

5) Le dejó US$2 millones a su secretaria personal

Derechos de autor de la imagen
Shutterstock

Bowie dejó un patrimonio de alrededor de US$100 millones, repartido entre su esposa, Iman, y sus dos hijos. Pero también le dejó US$2 millones a su secretaria personal, Corinne “Coco” Schwab.

Puede parecer un extraordinario acto de generosidad, pero Schwab fue su confidente durante 42 años.

Comenzó a trabajar para Bowie en 1973. Llegó a través de un aviso del periódico Evening Standard de Londres que requería una chica viernes(expresión en inglés que significa una persona en la que se puede confiar absolutamente y disponible para trabajar 24/7) para una oficina muy ocupada”.

En poco tiempo se convirtió en su mano derecha, cuidando cada aspecto de su vida, hasta la dieta.

Bowie la llamó su “mejor amiga” y le agradeció su ayuda para dejar su adicción a la cocaína en los años 70 en Berlín.

“Coco fue la única persona que me dijo que me estaba convirtiendo en un imbécil y me hizo salir de ella”, contó.

6) Firmaba sus correos electrónicos con nombres graciosos

Derechos de autor de la imagen
PA

El productor Brian Eno (en la foto de arriba, a la izquierda junto a Jarvis Cocker y Bowie), quien trabajó en la legendaria trilogía de Bowie en Berlín en la década de 1970, dijo que había estado en contacto con el cantante apenas una semana antes de su muerte, discutiendo nuevos proyectos.

“Durante los últimos años -con él viviendo en Nueva York y yo en Londres- nuestra conexión fue por correo electrónico”, le dijo a la BBC el año pasado.

“Firmamos con nombres inventados: algunos de ellos eran el señor Showbiz, Milton Keynes, Rhoda Borrocks y el duque de Ear [el Duque de la Oreja]”.

Sólo una semana antes de morir, Bowie le escribió un correo en el que firmaba “Dawn” (Amanecer). “Terminó con esta frase: ‘Gracias por nuestros buenos tiempos, Brian, nunca se echarán a perder’. Ahora me doy cuenta de que estaba diciendo adiós”.

7) Hunky Doryes el álbum favorito de los seguidores de Bowie

Derechos de autor de la imagen
Columbia Records

En la semana en que Bowie murió, 19 de sus álbumes volvieron a entrar en la lista de los más populares de Reino Unido.

Descontando las recopilaciones de éxitos y Blackstar, el disco a la que la mayoría de la gente volvió fue su cuarto álbum, Hunky Dory.

Lanzado en 1971, y con las canciones Life On Mars, Changes y Oh, You Pretty Things!, es uno de los álbumes más accesibles y atractivos de Bowie, grabado con la banda que se convertiría en Spiders From Mars de Ziggy Stardust un año después.

Las ventas póstumas de Hunky Dory fueron indudablemente impulsadas por la canción Kooks, que fue ampliamente compartidas en redes sociales en los días siguientes a su muerte.

8) Su versión de My Way que inspiró Live on Mars

En 1968, el editor de música de David Bowie hizo que el entonces desconocido cantante escribiera la letra en inglés para una exitosa canción francesa: Claude François y Comme d’habitude de Jacques Revaux.

“Pensé que sería un buen ejercicio”, comentó el cantante. “Así que escribí una letra llamada: Even a Fool Learns to Love(Incluso un tonto aprende a amar)”.

Pero las palabras de Bowie fueron rechazadas y Paul Anka se quedó con la traducción exitosa. Su versión se llamó My Way, y se convirtió un exitazo de la mano de Frank Sinatra.

“Estaba tan enojado”, reconoció Bowie más tarde. “Pensé: ‘Dios, todo lo que podría haber hecho con ese dinero'”. Así que escribí Life on Mars, que era una especie de parodia de Sinatra, pero hecha en un estilo más rock”.

El demo de Even a Fool Learns to Love fue desenterrado el año pasado y transmitido por primera vez por la BBC. Para ser brutalmente honesto, no es que valga demasiado la pena buscarlo.

9) Le dio a Lorde el coraje para ser diferente

Derechos de autor de la imagen
Farrell/BFA/REX/Shutterstock

Dado el número de músicos que Bowie adoptó a lo largo de sus 50 años de carrera, es difícil encontrar un artista al que no haya inspirado.

Pero la cantante pop de 20 años, Lorde, quien interpretó un homenaje a la estrella en el Brit Awards del año pasado (arriba con Bowie y Tilda Swinton), reveló que Bowie intervino personalmente en su carrera.

Escribiendo en Facebook, recordó cómo Bowie había pedido conocerla después de un concierto.

“Nunca había conocido a uno de mis héroes y me gustó”, contó.

Me di cuenta de que estaba orgullosa de mi extrañeza puntuda porque él había estado orgulloso de la suya. Y de que nunca dejaré de aprender bailes, bailes nuevos”.

10) No pensaba que la música sería su legado

Derechos de autor de la imagen
PA / Getty / BBC

El documental de Francis Whately, Bowie: The Last Five Years les dio a los fans una visión del sentido del humor de Bowie. Fue visto caminando detrás del escenario, pegando chucherías en su rostro y atacando a su banda con un cuervo de plástico.

Hacia el final de la película, Whately recuperó una extraña entrevista, en la que a la estrella se le preguntó por qué quería ser recordado.

“Me encantaría que la gente creyera”, dijo, “que tuve grandes cortes de pelo“.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.