Procuradores de Brasil y Argentina dicen que gobiernos interfieren en la investigación de Odebrecht

En una declaración emitida el lunes por Janot y su contraparte argentina, Alejandra Gils Carbo, acusan a los gobiernos de sus países de interferir en el esfuerzo de investigar conjuntamente la red de sobornos de Odebrecht.
Servicios de Acento.com.do - 4 de Agosto de 2017 - 7:00 pm - Deja un comentario

Traducción Iván Pérez Carrión

BRASILIA.− Los principales fiscales de Brasil y Argentina acusan a sus gobiernos de interferir en la creación de un grupo de trabajo conjunto anticorrupción para investigar los sobornos del grupo de ingeniería Odebrecht, para que los políticos, muchos de los cuales están bajo investigación, puedan controlar ellos mismos el intercambio de pruebas, informó la agencia Reuters esta semana.

Rodrigo Janot, el fiscal general de Brasil, dijo el martes que los dos países acordaron en junio crear un grupo de trabajo para permitir la rápida y simultánea investigación de sobornos pagados por Odebrecht, pero el esfuerzo conjunto no ha despegado.
“El grupo de trabajo es una herramienta esencial sin la cual no podemos unir fuerzas al nivel regional para luchar contra la corrupción”, dijo a los periodistas.

En una declaración emitida el lunes por Janot y su contraparte argentina, Alejandra Gils Carbo, acusan a los gobiernos de sus países de interferir en el esfuerzo de investigar conjuntamente la red de sobornos de Odebrecht.

“Las autoridades principales para la cooperación jurídica internacional, es decir, el Ministerio de Justicia de Brasil y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina, han puesto obstáculos y hecho demandas que son una interferencia indebida en la realización de acuerdos firmados por fiscales de los dos países en la investigación de Odebrecht”.

“Esperamos que los gobiernos centrales apoyen nuestros esfuerzos y eliminen con urgencia los obstáculos que se han impuesto”, dijo.
Dijeron que el Ministerio de Justicia de Brasil ha tratado de establecer las reglas de la fuerza conjunta para que las pruebas se compartan a través de los canales gubernamentales y no directamente entre los fiscales.

En Argentina, el Ministerio de Relaciones Exteriores quería convertir el grupo de trabajo en un tratado firmado por el gobierno, socavando la cooperación entre los investigadores reales, dijeron los fiscales.

Odebrecht admitió pagar sobornos en 12 países en su mayoría latinoamericanos, incluyendo US$35 millones en Argentina, para asegurar contratos lucrativos. Fiscales en Argentina también están investigando cuatro proyectos que involucran a Odebrecht, la mayor firma de construcción en América Latina, por corrupción.

Fiscales de Estados Unidos dijeron que Odebrecht pagó aproximadamente US$788 millones en sobornos en asociación con 100 proyectos en 12 países entre 2001 y 2016, mediante pagos cuidadosamente disfrazados encaminados a través de una red de compañías virtuales.

Janot dijo que no fue esta la primera vez que los fiscales se enfrentaron a obstáculos en la creación de grupos de trabajo binacionales, para investigar las conexiones internacionales del escándalo de robo masivo de Brasil, la primera vez centrado en contratos en Petrobras, la estatal petrolera.

Un grupo de trabajo propuesto por fiscales suizos hace un año y otro buscado hace seis meses por fiscales españoles nunca despegaron. “Y ahora, este con Argentina”, dijo Janot.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.