Médicos cubanos enviados a Venezuela y Brasil desertan con interés de emigrar a EEUU

Unos 180 médicos cubanos esperan en Bogotá visa EEUU tras desertar desde Venezuela
Servicios de Acento.com.do - 17 de Abril de 2017 - 6:00 pm - Deja un comentario
Foto: BOGOTÁ (COLOMBIA), 17/04/2017. Fotografía del 16 de abril de 2017, de un grupo de médicos cubanos reunidos en la Plaza de Banderas al sur de Bogotá (Colombia). Alrededor de 180 cubanos, que formaban parte de las misiones médicas que ese país tiene en Venezuela, aguardan en la capital colombiana adonde llegaron tras desertar en el vecino país con la esperanza de que EE.UU. les conceda una visa. EFE/LEONARDO MUÑOZ

Bogotá, 17 abr (EFE y otros servicios de Acento.com.do).- Alrededor de 180 cubanos que formaban parte de las misiones médicas que ese país tiene en Venezuela, aguardan en Bogotá, adonde llegaron tras desertar en el vecino país, con la esperanza de que Estados Unidos les conceda una visa, informó a Efe un vocero de los galenos.

El problema de los cubanos se multiplicó el pasado 12 de enero cuando el Gobierno del expresidente estadounidense Barack Obama suspendió el “Cuban Medical Professional Parole” (CMPP o Parole), un programa especial de visas de EE.UU. para personal médico cubano que deserta de las misiones en el exterior.

El programa “Parole” fue creado en 2006 durante el Gobierno del presidente George W. Bush (2001-2009) para asistir a profesionales de la salud cubanos que escapan de misiones internacionales en terceros países y a los que se ofrece acceso “seguro y legal” a EE.UU.

“En este momento aquí (en Bogotá) se encuentran alrededor de 180 médicos cubanos (…) de esos hay 85 esperando la visa (tras una solicitud) que llegó en tiempo, pero dentro de esos 180 hay 25 que no les dio tiempo para aplicar al ‘Parole'”, aseguró a Efe Óscar Alonso, médico que ejerce como vocero del grupo de cubanos.

“Allí (en Venezuela) no nos tratan bien, a las 6 de la tarde tenías que estar en la casa prácticamente bajo candado y decidí abandonar la misión porque en Cuba lo que te pagaban era una miseria. Quería darle mejor vida a mis dos niños de 19 y 22 años”, aseguró a Efe.

La suspensión tomó por sorpresa a algunos de ellos, que se enteraron de la decisión de Obama cuando ya habían abandonado la misión médica.

“Es una situación terrible, pues en Cuba somos perseguidos políticos porque desertamos de una misión médica cubana (que también es) política”, agregó Alonso.

Para poder cruzar a Colombia deben recurrir a un “coyote” que les ayuda a pasar ilegalmente la frontera a cambio de unos 650 dólares, una fortuna para muchos de ellos.

Al llegar se dirigen a la embajada de Estados Unidos, donde solicitan el visado y reciben un salvoconducto que les permite estar temporalmente en Colombia, si bien no pueden trabajar.

Relata que en su camino deben sobornar a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) de Venezuela que les pide unos papeles que no tienen y, en ocasiones, también a policías colombianos que les paran en su camino a Bogotá.

Allí empiezan otra odisea ya que deben mantenerse sin trabajar.

Además, según detalló Alonso, hay seis cubanos más que no forman parte de las misiones médicas y que se encuentran en Bogotá intentando encontrar ayuda que les permita abandonar Cuba y encaminarse a Estados Unidos.

Una de las cubanas que abandonaron la misión en Venezuela es María del Carmen Torres, una farmacéutica de 44 años, que solicitó a tiempo el visado, pero que fue rechazado y ahora se encuentra pendiente de una respuesta tras haber renovado la solicitud.

Ahora se encuentra en un “limbo legal” que se prolonga desde octubre de 2016, cuando llegó a Bogotá.

Torres señaló que las duras condiciones de vida en el estado de Aragua, en el norte de Venezuela, fue lo que le llevó a querer desertar, en busca de una vida mejor para ella y sus dos hijos que están en Cuba.

“Allí (en Venezuela) no nos tratan bien, a las 6 de la tarde tenías que estar en la casa prácticamente bajo candado y decidí abandonar la misión porque en Cuba lo que te pagaban era una miseria. Quería darle mejor vida a mis dos niños de 19 y 22 años”, aseguró a Efe.

Todos ellos aguardan ahora una respuesta y esperan que Estados Unidos o Colombia les preste su apoyo. EFE

También en Brasil

Por otro lado, el gobierno de Cuba emitió una nota oficial en la que informa al Ministerio de Salud de Brasil que fue suspendido el viaje de los 710 médicos de la isla que seria enviados al país suramericanos a cumplir labores de salud.
Esta es la respuesta del gobierno cubano a la negativa de sus médicos y otros profesionales de la salud a regresar a Cuba una vez que concluyen sus contratos de trabajo.
“Actualmente, 88 de ellos se encuentran inmersos en un proceso judicial, ya recorridos por otros, que les permita romper vínculos con el Estado cubano y seguir ejerciendo la medicina en territorio brasileño a título individual. Una de los casos más conocidos es el de la doctora pinareña Iramis Maria Camejo Solano”, se ha informado.
En febrero, Iramis Maria Camejo Solano se presentó ante la justicia de Brasil alegando que su contrato vencía en marzo y que no pensaba regresar a Cuba. El juez Renato Cámara Nigro, del Tribunal Federal de Campinas, falló a su favor, lo que generá disgusto en el gobierno cubano.
“Iramis también exigió que le entreguen en su totalidad el dinero que le corresponde, ya que el gobierno cubano obtiene el 75% de los ingresos devengados por los médicos de la misión en Brasil. Después del fallo del tribunal favorable a Iramis, otros profesionales han decidido acudir a los tribunales brasileños.
Cuba sostiene que esta práctica “no se corresponde con el espíritu de cooperación”. Sin embargo, no admite su evidente cuota de responsabilidad en el asunto”, agrega la información.

 

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.