Autoridades dominicanas descubren y cierran un banco de sangre ilegal

El establecimiento era operado por sus propietarios Ribel Manuel Ortiz Martínez y Yumilka Ángeles Vicioso, una supuesta bioanalista, quienes fueron detenidos y puestos bajo control del Ministerio Público, reveló la Policía.
Servicios de Acento.com.do - 25 de Marzo de 2017 - 2:00 pm - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo/El allanamiento al centro fue practicado por oficiales del Departamento de Control Migratorio e Investigación de Trata y Tráfico de Personas de la Policía, por personal del ministerio público y de la cartera de Salud Pública.

Santo Domingo, 25 mar (EFE).- Las autoridades dominicanas desmantelaron un banco de sangre clandestino en un sector del Distrito Nacional, en el centro de la capital, a donde acudían personas para vender plasma, informó hoy la Policía Nacional.

Las autoridades se presentaron al lugar y encontraron, según un comunicado de la Policía Nacional, “a 20 ciudadanos haciendo fila para vender su plasma”.

El establecimiento era operado por sus propietarios Ribel Manuel Ortiz Martínez y Yumilka Ángeles Vicioso, una supuesta bioanalista, quienes fueron detenidos y puestos bajo control del Ministerio Público, reveló la Policía.

Ambos dijeron que por cada 16 onzas de sangre cobraban 2.000 pesos (unos 42 dólares) a centros de cirugías estéticas.

De total, afirmaron, pagaban 400 pesos (8,4 dólares) a las personas que captaban a los donantes; 1.000 pesos (21 dólares) a cada donante, 100 pesos (2,1 dólares) para el traslado de la sangre colectada y que su ganancia eran los restantes 500 pesos (10,5 dólares).

El allanamiento al centro fue practicado por oficiales del Departamento de Control Migratorio e Investigación de Trata y Tráfico de Personas de la Policía, por personal del ministerio público y de la cartera de Salud Pública. EFE

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.