Las Caras del Parque: Arismendi Valdez

Arismendi, empezó a correr para que su esposa, Nadia, no saliera sola en las madrugadas. Desde ese entonces, ha completado distancias de 127 kilometros sin detenerse y el Parque se ha convertido en su segundo hogar.