La petición de asilo político a Ecuador, última baza del fundador de Wikileaks

El fundador de WikiLeaks, que ha divulgado miles de documentos diplomáticos confidenciales y comprometedores para los Gobiernos
Gustavo Olivo Peña - 20 de Junio de 2012 - 7:32 am - Deja un comentario

LONDRES, Reino Unido (EFE).- El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, pidió hoy asilo político a Ecuador y se refugió en su Embajada en Londres, a la espera de que el Gobierno de Quito dé una respuesta a su petición, para tratar de evitar su entrega a Suecia.

Assange, que ha protagonizado uno de los procesos de extradición más sonados del Reino Unido, perdió el pasado 14 de junio su último recurso legal en el Tribunal Supremo británico y su entrega a la justicia sueca, que le reclama por dos presuntos delitos sexuales, estaba prevista a partir del próximo día 27.

El 20 de noviembre de 2010, cuando el periodista y famoso “hacker” australiano se encontraba en su momento de mayor popularidad tras haber desafiado al Gobierno estadounidense con la publicación de documentos confidenciales, la Fiscalía sueca cursó una orden de busca y captura contra él.

El fundador de WikiLeaks era sospechoso de violación y acoso de dos mujeres a las que conoció durante un viaje a Estocolmo aquel verano y con las que asegura que tuvo relaciones sexuales consentidas.

Tras semanas de especulaciones sobre su paradero, el famoso “hacker” se presentó el 8 de diciembre de 2010 en una comisaría de Londres, donde fue detenido.

El 14 de ese mes, rodeado de una enorme expectación mediática y numerosos partidarios de Assange, el Tribunal de Westminster de Londres le comunicó la petición sueca que él rechazó, por lo que se puso en marcha de manera inmediata su proceso de extradición.

El juez le exigió en ese momento el pago en metálico de 200.000 libras (230.000 euros), cifra que personalidades de distintas partes del mundo se ofrecieron a pagar.

Dos horas después, la Fiscalía sueca presentó un recurso contra la libertad condicional, por lo que el fundador de WikiLeaks tuvo que volver a prisión hasta que se resolviera la apelación.

El 16 de diciembre, el Tribunal Superior de Londres aceptó la libertad bajo fianza de Assange y rechazó el recurso de la Fiscalía sueca, una decisión que fue recibida con júbilo por los seguidores del “hacker” frente al edificio judicial.

El 7 de febrero de 2011 comenzó en el tribunal de alta seguridad de Belmarsh (sureste de Londres), escenario de varios procesos por terrorismo, el primero de los juicios sobre su extradición.

La defensa de Assange pidió que no se autorizara la entrega de su cliente a Suecia ya que existía “un riesgo real” de que las autoridades de ese país lo acabaran entregando a Estados Unidos, donde podría ser ejecutado por presuntos delitos de espionaje.

Durante cuatro días se produjo un cruce afilado de argumentos a favor y en contra de la extradición con la participación de testigos que viajaron desde Suecia y con la revelación de detalles de los encuentros sexuales entre Assange y sus denunciantes.

El 24 de febrero, el juez Howard Riddle aprobó la extradición del fundador de WikiLeaks a Suecia y afirmó que tendría un juicio justo en el país escandinavo.

Riddle manifestó que no hay motivos para pensar que Assange no tendrá un juicio justo en ese país ni para temer que será entregado a EEUU para ser procesado por traición tras la filtración a través de WikiLeaks de miles de documentos oficiales estadounidenses.

El juez señaló también que las declaraciones de las dos mujeres que presentaron las denuncias en su contra reflejan que no hubo consentimiento en la relación sexual y afirmó que en el Reino Unido se consideraría también violación una de las acusaciones.

Uno de los requisitos legales en el Reino Unido para dar el visto bueno a una orden europea de detención y entrega es que en la legislación nacional británica se pueda equiparar el delito por el que se solicita la extradición del acusado.

La decisión no dejó satisfecho a Assange y recurrió el fallo ante el Tribunal Superior de Londres, que revisó el caso el 12 y 13 de julio.

El abogado de Assange, Ben Emmerson, afirmó en esa ocasión que la orden europea de arresto era “jurídicamente defectuosa”, porque no describía de manera “justa, precisa y adecuada” esos supuestos delitos sexuales, y denunció que escondía, además, motivos políticos.

Sin embargo, el “hacker” volvió a perder esa batalla legal y el Tribunal Superior autorizó el 2 de noviembre de 2011 su entrega a Suecia.

Según los magistrados, la orden europea de arresto y el proceso judicial que le siguieron son válidos, si bien los abogados de Assange argumentaron que la euroorden no era válida porque fue emitida por un fiscal y no una “autoridad judicial”.

Los jueces consideraron, además, que las decisiones del fiscal sueco están sujetas al escrutinio de los magistrados en Suecia, “jueces de otro Estado miembro” de la UE que “debemos respetar”, según dijeron.

Al tiempo, los jueces no aceptaron la afirmación de Assange de que la forma de describir los delitos no fue “precisa”.

El fundador de WikiLeaks tenía entonces catorce días para recurrir ante la Corte Suprema, máxima instancia judicial británica, aunque para ello necesitó la aprobación del Tribunal Superior, de acuerdo con el sistema judicial británico.

Assange decidió recurrir y consiguió el visto bueno por lo que siete magistrados del Tribunal Supremo en lugar de los cinco habituales -lo que demuestra la relevancia de un caso- revisaron el recurso durante los días 1 y 2 de febrero.

Los siete jueces del Supremo, por cinco votos a favor y dos en contra, decidieron el 30 de mayo de 2012 rechazar su recurso y dictaminaron que la petición de extradición de Suecia tiene base legal.

No obstante, una triquiñuela de su defensa, que solicitó reabrir el caso alegando un tecnicismo legal, retrasó la aplicación de la sentencia hasta que, dos semanas después, en una decisión esta vez sí tomada por unanimidad, la máxima instancia judicial británica rechazó la petición de los abogados.

Si bien Assange tenía la opción de recurrir ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, el activista australiano trató de evitar su entrega a Suecia al presentarse esta tarde en la Embajada ecuatoriana en Londres, donde quedó bajó la protección de la legación diplomática hasta que sea estudiada su petición.

Assange envió asimismo una carta al presidente de Ecuador, Rafael Correa, en la que le comunica que requiere asilo debido a la “persecución” de la que es objeto por sus “ideas” y “acciones”, así como por su “trabajo al publicar información que compromete a los poderosos”. EFE

Londres colaborará con Quito para resolver la situación de Assange

Londres, 20 jun (EFE).- El Gobierno británico colaborará con las autoridades de Quito para resolver la situación de Julian Assange, quien hoy sigue refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres tras solicitar ayer asilo político.

Una portavoz del Ministerio británico de Exteriores dijo que este Gobierno colaborará con las autoridades ecuatorianas para resolver “cuanto antes” la situación.

Según el Foreign Office, el fundador de WikiLeaks, reclamado en Suecia por supuestos delitos sexuales que siempre ha negado, se encuentra en territorio diplomático y “fuera del alcance de la policía”.

El Gobierno británico no ha aclarado si ello significa que Assange no podrá ser extraditado a Suecia.

Australia asegura que seguirá brindando ayuda consular a Assange

Sídney (Australia), 20 jun (EFE).- El Gobierno de Australia aseguró hoy que seguirá brindando ayuda consular al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien pidió el martes asilo en la embajada de Ecuador en Londres para evitar su extradición a Suecia.

La primera ministra de Australia, Julia Gillard, enfatizó que el fundador de WikiLeaks es responsable de sus decisiones personales y aseguró que Assange ha recibido “más asistencia consular que cualquier otro ciudadano del país” y seguirá recibiéndola.

Gillard evitó comentar sobre las supuestas intenciones de EEUU de querer juzgarlo en su territorio, pero acotó que Australia “se opone a la extradición en casos de pena de muerte” que afronte cualquiera de sus ciudadanos, según dijo hoy en una rueda de prensa en el marco de la cumbre del G20 en Los Cabos (México).

El periodista y “exhacker” australiano, quien la semana pasada perdió su larga batalla legal para evitar su extradición a Suecia y ser juzgado allí por supuestos delitos sexuales, estará bajo la protección de la embajada de Ecuador mientras el Gobierno de Quito evalúa su pedido.

Assange, conocido por revelar miles de documentos confidenciales estadounidenses como los referidos a abusos en Irak y Afganistán, considera que una eventual extradición a Suecia abre el camino para que el país norteamericano pida procesarlo en su territorio por los supuestos delitos de espionaje y conspiración.

Por su lado, la madre del fundador de WikiLeaks, Christine Assange, dijo hoy a la agencia local APP que espera que Ecuador o cualquier otro país del tercer mundo conceda asilo político a su hijo.

“Espero que el tercer mundo pueda asumir lo que es moralmente correcto cuando el primer mundo no lo hace y tiene el hocico en la basura y respondiendo a la avaricia estadounidense y de las grandes empresas”, expresó.

La madre de Assange reiteró que su hijo es una víctima de la decisión de EEUU, Reino Unido, Suecia y Australia de soslayar un debido proceso y aseguró que “Julian es un prisionero político, un periodista, una persona que publica la verdad sobre la corrupción, los crímenes de guerra, los secuestros, las extorsiones y la manipulación”.

El pasado día 14, el Tribunal Supremo británico, máxima instancia judicial, dictaminó que Assange, quien se encontraba bajo arresto domiciliario, podría ser extraditado a partir del 27 de junio y puso fin así a 18 meses de batalla legal. EFE

Suecia: la solicitud de asilo de Assange es un asunto entre Reino Unido y Ecuador

Copenhague, 19 jun (EFE).- La Fiscalía sueca señaló hoy que la petición de asilo a Ecuador del fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, es una cuestión entre este país y el Reino Unido y que Suecia permanece al margen.

“Una eventual solicitud de este tipo debe de ser tratada entre las autoridades británicas y las ecuatorianas, y no tiene nada que ver con la investigación criminal sueca”, señaló la Fiscalía en un breve comunicado.

Assange, al que se reclama en Suecia por varios delitos sexuales que él niega, pidió hoy asilo político en la Embajada de Ecuador en Londres con el fin de evitar su inminente extradición a este país escandinavo, que podría suceder a finales de mes.

La decisión de Assange, que estará bajo la protección de esa Embajada hasta que el Gobierno de Quito evalúe su solicitud, se produce solo cinco días después de que agotara su batalla legal de 18 meses en el Reino Unido contra su entrega a Suecia.

El fundador de WikiLeaks, que ha revelado miles de documentos confidenciales de EEUU, fue detenido en Londres el 7 de diciembre de 2010 después de ser acusado en Suecia de tres delitos de agresión sexual y uno de violación a dos mujeres suecas en agosto de ese año. EFE

EEUU: la petición de asilo de Assange es cosa de Ecuador, Suecia y Reino Unido

Washington, 19 jun (EFE).- Estados Unidos consideró hoy que la petición de asilo a Ecuador por parte del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, “es un asunto entre Suecia, Reino Unido y el mismo Ecuador”, según dijo a Efe el portavoz del Departamento de Estado, William Ostick.

Estados Unidos rehusó hacer ningún comentario adicional después de que la Embajada de Ecuador en Londres confirmara que Assange se encontraba en sus dependencias y que había pedido asilo político al Gobierno de Quito.

La Embajada de Ecuador en Londres informó en un comunicado que Assange, que busca evitar su extradición a Suecia, se presentó esta tarde en la legación diplomática “para pedir asilo político al Gobierno de Ecuador”.

Esta solicitud se produce solo cinco días después de que el Tribunal Supremo del Reino Unido rechazara reabrir el caso de Assange y diera vía libre a su extradición a Suecia por supuestos delitos sexuales, que él niega.

La máxima instancia judicial británica determinó, el pasado 14 de junio, que el proceso para la extradición de Assange a Suecia comenzará no antes del 27 de junio.

El fundador de WikiLeaks, que ha divulgado miles de documentos diplomáticos confidenciales y comprometedores para los Gobiernos, es reclamado por Suecia por violación y acoso a dos mujeres a las que conoció durante un viaje a Estocolmo en agosto de 2010 y con las que asegura que mantuvo relaciones consentidas.

Los abogados de Julian Assange temen que, una vez en Suecia, el periodista sea entregado a Estados Unidos para ser juzgado por traición por la divulgación de los cables diplomáticos.

Julian Assange se encontraba desde diciembre de 2010 bajo arresto domiciliario en el Reino Unido tras ser detenido a requerimiento de Suecia.

Desde entonces tres tribunales británicos, el último de ellos el Supremo, fallaron a favor de su extradición a Suecia pese a que su defensa siempre alegó que la euroorden para su entrega fue emitida por un fiscal y no un juez y, por tanto, no sería válida. EFE

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.